Es cierto que en los últimos años los smartphone de alta gama se han establecido en un umbral de precio que ronda los 600-700 Euros. También cada vez están surgiendo más competidores y florece el mercado de los móviles de gama media, con un rendimiento bastante bueno y a menor precio. Por no hablar del rango de gama baja, donde cada vez surgen más móviles, sobre todo los chinos y mucha gente se decanta por estos últimos.

Quizás estas sean algunas de las razones que lleven a Rick Osterloh, presidente de Motorola, a dar las siguientes declaraciones: “creo que los días del smartphone de 600-700 dólares están contados. Las personas se están dando cuenta que no tienen que pagar esa cantidad de dinero”. De todas formas, este tipo de smartphone siguen teniendo su público y sus propios clientes, que buscan algo más puntero.

Puede ser cierto que gran parte de los usuarios vayan dejando estos smartphones a favor de los de gama media o gama baja, teniendo también en cuenta que estos modelos son superados por otro (dentro de ese rango de precio) en cuestión de un año. Quizás estén tratando de llevar a cabo esta ideología en Motorola, ya que por ejemplo ha salido algún modelo como el Moto G con un buen rendimiento y precio razonable, pero es probable que siga habiendo un mercado de gama alta como hasta ahora, al menos a corto-medio plazo.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.