Virus informáticos (I): historia y orígenes

  1. Introducción

  2. La prehistoria de los virus

  3. ¿Por qué llamarlo: Virus?

  4. Primeros virus informáticos

  5. Una nueva era: la ingeniería social

  6. Otro paso más: el beneficio

  7. Dispositivos móviles

 

Introducción

En esta serie de capítulos nos centraremos en los temidos virus informáticos. Primero se tratará sobre su origen: de dónde surgieron, sus orígenes y evolución. Posteriormente se pasará por unas nociones sobre los diferentes virus, así como algunas soluciones actuales para estar protegidos y unas ideas básicas a tener en cuenta para su prevención.

A lo largo de estos capítulos, se señalarán algunos aspectos, conceptos o personas importantes con un enlace a otro artículo en una página externa (WikiPedia o similares), por si queremos consultar más información durante nuestra lectura. También, se indicarán en negrita o en cursiva ideas importantes.

 

La prehistoria de los virus

Allá por el año 1949, el matemático Von Neumann planteó una idea de un pequeño programa que se replicase y que fuese capaz de tomar el control de otros programas similares. Este concepto tiene multitud de aplicaciones, pero su lado negativo da lugar a la idea de un virus informático: un programa que se reproduce en multitud de ocasiones y aumenta se expande exponencialmente.

Ya en 1959, tres jóvenes programadores crhistoriaearon un juego llamado CoreWar que se basaba en la teoría anteriormente mencionanda de Von Neumann. El objetivo consistía en una competición entre pequeños programas que trataban de ocupar toda la memoria de la máquina para eliminar a sus oponentes. Podría ser considerado como el precursor de los virus informáticos.

No fue hasta 1972 cuando apareció lo que sería el primer virus como tal, llamado Creeper (enredadera), creado por el universitario Robert Tappan Morris. Infectaba máquinas IBM Serie 360 de la primitiva Internet (llamada ARPANET) mostrando un mensaje que decía: “Soy una enredadera (creeper)… atrápame si puedes”.

El origen de los antivirus vendría después del impacto generado por Creeper: un software llamado Reaper (segadora) fue diseñado para buscar a Creeper y eliminarlo.

 

¿Por qué llamarlo: Virus?

¿Por qué?El término virus tiene su origen en el ámbito de la informática allá por el año 1984 cuando el informático teórico Frederick B. Cohen (en su época de estudiante) acuñó este término por primera vez, definió un Virus como:

Un programa que puede infectar a otros programas incluyendo una copia de sí mismo”.

 

Primeros virus informáticos.

Fue en la época de los 80 cuando los Pcs comenzaron a asentarse y ganar cada vez más usuarios, a la par que nacieron estos programas dañinos cuyo afán era llamar la atención y experimentar.

A continuación, se muestran algunos de los virus más sonados de esta década de los 80 y sus efectos:

En 1981, un programa llamado Elk Cloner infectó disquetes de Apple II. Se encargaba de modificar el arranque (boot) de un disquete y contaba las veces que iniciaba el equipo, mostrando un poema al llegar a 50. Se encargaba de copiarse en otros disquetes y de dejar una marca para identificar a los que había infectado.

Virus BrainMás tarde, en 1986 fue creado Brain y es considerado como el primer Virus de los Pcs IBM y compatibles. Infectaba los disquetes de MS-DOS inferior al 2.0. Fue creado por dos hermanos pakistaníes, su intención era frenar la piratería de aplicaciones informáticas que ellos mismos diseñaban. Este software no era dañino en sí mismo, únicamente se replicaba al realizar una copia del disquete infectado.

1987: aparece el virus Vienna, fue creado por un estudiante de secundaria y su función era la de infectar programas con extensión .COM (la versión primitiva de los actuales programas ejecutables con extensión .EXE). Provocaba inestabilidad en el sistema al utilizar estos programas infectados y corrompía entre un 10% y un 20% de los archivos infectados, volviéndolos inútiles.

A finales de 1987 llega uno de los más famosos: Jerusalem (o Viernes 13), se dedicaba a infectar ficheros COM y EXE. Llegaba a borrar archivos ejecutables, ralentizar el equipo, desconectar equipos de la red o incluso crear largas colas de impresión.

Como resumen, los efectos y daños de los virus durante los 80 y 90 se reducen daños locales en el ordenador: archivos infectados, lentitud en el equipo, daños en otros archivos o partes del sistema… No es hasta casi el año 2000 cuando surge un cambio en los virus informáticos.

 

Una nueva era: la ingeniería social

Al llegar el año 1999, los virus empiezan a tomar un nuevo rumbo cuando aparece el llamado Happy. Se encarga de propagarse por correo electrónico, toda una novedad y una vía rápida de propagación a usuarios de todo el mundo. Este virus modificaba varios archivos de Windows y a partir de ahí se adjuntaba de forma transparente a los correos electrónicos. No tenía ningún daño a destacar, a parte de propagarse él sólo.

En el año 2000 surgió uno de los más sonados: I Love You o LoveLetter. Se aprovechó nuevamente del envío de correos electrónicos, logró infectar unos 50 millones de equipos, eliminaba archivos JPEG y MP3 (entre otros). Afectó a multitud de empresas y los daños fueron cuantiosos, fue un duro golpe y una demostración de la velocidad de propagación, viendo la necesidad de tomar medidas en el asunto.

I Love YouEn 2004 apareció Blaster, Sasser y sus variantes. Fueron otro caso histórico que se propagó como la espuma. Se aprovechaba de un fallo en Windows XP ó 2000, unido a una común ausencia de cortafuegos (firewall) en los equipos, algo que interpusiese una barrera contra ataques recibidos desde el exterior. Permitía acceder a recursos del equipo infectado y provocaba un reinicio del sistema, mostrando una advertencia del mismo.

Los virus se fueron encaminando hacia esta nueva vía: la red de redes (internet). Multitud de estos programas maliciosos se centraron en el envío por correo electrónico y las redes informáticas. También, como la gran mayoría de equipos usan sistemas Windows, se centraban en atacar los sistemas de Microsoft.

 

Otro paso más: el beneficio

A partir de 2005, los virus informáticos ven un nuevo camino dentro de su afán malicioso. Una vez adentrados en las redes e Internet, se ve la posibilidad de sacar beneficio de todo esto. La publicidad engañosa, la extorsión y la recopilación de información se convierten en tres vías de negocio rentables para los virus. El correo electrónico y las webs falsas se encargaron de generar comunicaciones fraudulentas llegándose a hacerse pasar por entidades bancarias, programas útiles o de necesidad e incluso falsos antivirus intentando generar beneficio para desinfectar el recientemente infectado equipo.

Virus de la policíaLos ordenadores Apple también fueron atacados por virus. Al ganar éstos una cuota de mercado, los intereses en esta plataforma aumentaron. Falsos salvapantallas, vulnerabilidades en software de terceros (como Java), software que se aprovechaba de fallos en sistema y en aplicaciones integradas intentaban hacerse hueco en los ordenadores Apple.

Otro caso muy sonado llegado a finales de 2011 ha sido el del apodado: “Virus de la polícia”. Se trata de una variante de una variante de un virus que tiene sus orígenes allá por 2005: ransomware, aunque trataremos estos tipos concretos en entregas posteriores. Bloquea el ordenador con un mensaje al arrancar, como si de un organismo oficial se tratara, solicitando el pago de una multa por el uso indebido de la conexión a internet. Una investigación policial dio a principios de 2013 con los causantes, tras una investigación de aproximadamente un año.

 

Dispositivos móviles

Teléfono infectadoFinalmente, no debemos olvidarnos de los móviles. En estos últimos años, los dispositivos móviles (tanto teléfonos como tablets) han ganado bastante cuota de mercado, por lo que se han convertido en centro de atención de los virus. Ya en 2004 se daban a conocer los primeros casos para móviles de la época, capaces de enviar MMS o utilizar el Bluetooth para intentar replicarse.

Las plataformas de Apple (iOS) y Android han crecido hasta convertirse en sistemas habituales en el día a día, por lo que los virus y programas dañinos atacan a estos dos sistemas.  Hay bastantes opiniones a favor o en contra de estos sistemas; pero estadísticamente, el sistema Android recibe más ataques que iOS debido a su popularidad. Por otra parte, el sistema iOS ha contado con numerosas vulnerabilidades que ofrecen una puerta a los virus y aunque a Android no se le encontrasen tantas vulnerabilidades, ha recibido “más golpes” dada su extensión y su característica de sistema abierto.

 

Con esto termina la primera parte de estos capítulos dedicados a los Virus Informáticos. En los próximos días publicaremos la segunda parte de esta interesante temática de actualidad.

Permaneced atentos a nuestro Blog, Redes sociales o Tienda. ¡Gracias por vuestra visita!

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.