Después de ser revelada la existencia de un modelo de PlayStation 4 más potente que el actual, otras fuentes han confirmado también la información. Ahora, The Wall Street Journal habla abiertamente sobre los planes de Sony para comercializar una PS4 con mejores prestaciones.

Según el rotativo estadounidense la nueva versión de PlayStation 4 (conocida como PS4.5 o PS4 4K) contará con una mayor potencia y gráficos, y convivirá junto al modelo actual con el que posiblemente compartirá el catálogo de software. Así, los actuales propietarios de una PS4 deberán comprar la nueva consola para sacar el máximo provecho a los juegos.

The Wall Street Journal también afirma que la renovada consola se anunciará antes del lanzamiento de PlayStation VR, previsto para octubre. El sistema será capaz de ofrecer «gráficos de ultra alta resolución» (UHD) y su potencia adicional también serviría para mejorar el funcionamiento de PlayStation VR, cuya experiencia ha sido reconocida por la propia Sony como inferior respecto a Oculus Rift o HTC Vive.

A pesar de que es una posibilidad, ofrecer una nueva PS4 con capacidad de ejecutar un juego con el despliegue gráfico de Uncharted 4 (o cualquier otro juego AAA) en 4K y dirigirla al mercado de masas (el que Sony busca con PS VR) parece una posibilidad remota. La consola tendría un precio demasiado elevado y la tecnología necesaria (la arquitectura Polaris de AMD) justo se ha presentado este año, con lo cual no estaría disponible hasta el 2017 debido a los procesos de fabricación.

Pero una PS4 con una evolución de la actual APU (la unidad de procesamiento que combina procesador y gráfica) fabricada por AMD que ofreciera algunas características de la resolución 4K como el HDR parece más viable. Además de unos juegos con mejoras visuales y una experiencia de realidad virtual de más calidad, este nuevo modelo de PS4 también podría ejecutar títulos en resoluciones superiores al FullHD que se vieran bien en una pantalla 4K y reproducir sin problemas Bluray 4K o películas y series de Netflix (o cualquier otro servicio) a esta resolución.

No debemos olvidar que en febrero de 2015 Neil Hunt, director de productos de Nelflix afirmaba que tanto PS4 como Xbox One dispondrían de modelos preparados para ofrecer soporte a vídeo 4K. Los actuales modelos de ambas consolas son capaces de reproducir contenidos en 4K pero compañías como Netflix y Amazon utilizan un formato de codificación (HEVC 4K UHD) que podría requerir de un chip dedicado. Además, la revisión de la consola también podría servir para incluir un puerto HDMI 2.0 necesario para reproducir vídeo 4K a 60fps.

Sea como fuere, el lanzamiento de una PlayStation 4 con más potencia en medio de un ciclo rompería completamente con el modelo actual, ese en el que los fabricantes de hardware ofrecen una consola con unas especificaciones que se mantienen durante 6 o 7 años y sólo se ve alterado por los modelos slim.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.