Andrew House, presidente de Sony Interactive Entertainment, ha confirmado en el Financial Times que se encuentran trabajando una nueva y más potente versión de PlayStation 4. La consola, conocida bajo el nombre en clave de Neo, será capaz de ofrecer contenidos 4K (UHD) y unos mejores gráficos, pero no estará presente en el E3 que se celebra la próxima semana.

Esta es la primera vez que Sony mejora las capacidades de su consola en mitad de un ciclo, en un modelo que recuerda más al del PC o los teléfonos inteligentes. Posiblemente los nipones no estarán solos en esta nueva iniciativa, pues Microsoft también parece estar trabajando en una versión mejorada de Xbox One conocida bajo el nombre en clave Scorpio.

Por el momento, PS4 Neo no tiene ni precio ni fecha de lanzamiento. Antes de hablar más abiertamente sobre ella Sony quiere asegurarse “de tener una gama de experiencias que muestren el sistema en su totalidad”, dice House. El directivo se refiere a esta nueva versión de la consola como una “PlayStation 4 de gama alta”, destinada a los usuarios más exigentes así como a los propietarios de un televisor 4K que busquen una mayor resolución.

Para tranquilidad de los jugadores, Andrew House ha confirmado que todos los juegos funcionarán con la versión estándar de PlayStation 4, y “todos o una gran mayoría también ofrecerán soporte para la PS4 de gama alta”. Para los desarrolladores adaptar los juegos a ambos sistemas sólo requerirá una pequeña cantidad de trabajo, dice Andrew House.

PlayStation Neo tendrá un coste superior a los 349 euros que cuesta ahora mismo el modelo original de PlayStation y se venderá desde el primer día con beneficios para Sony. Ambas consolas convivirán durante todo el ciclo de vida y serán compatibles con PlayStation VR, disponible en todo el mundo a partir de este otoño.

Ahora que Sony ha confirmado la existencia de PlayStation 4 Neo toca dirigir la mirada hacia Microsoft, la cual estaría trabajando en Scorpio: una revisión de Xbox One. Según algunas fuentes sería entre cuatro y cinco veces más potente que el modelo actual y alcanzaría 6 teraflops, situándose por encima de los 4,14 teraflops que se estiman ofrecerá PS4 Neo.

Pero no todo son versiones más potentes. Las mismas fuentes que hablan sobre Scorpio (cuyo lanzamiento no se produciría hasta el 2017) también afirman que existe un modelo Slim de Xbox One que llegaría este año junto a un renovado mando.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.