Google acaba de lanzar otra de sus actualizaciones en el canal estable de Chrome, la número 56. Con la cantidad de actualizaciones que hay del navegador la noticia de otra más no es demasiado sorprendente, pero esta vez hay un cambio que debería tener efectos: a partir de ahora Chrome bloqueará el contenido Flash por defecto.

Eso significa que a partir de ahora todos los usuarios de Chrome, el navegador más utilizado en el mundo, pasarán a ver contenido HTML5. El navegador se actualiza silenciosamente y en segundo plano, por lo tanto eso va a ocurrir aunque el usuario no se dé cuenta de si está viendo contenido Flash o HTML5.

La consecuencia es que, a partir de ya mismo, deberíamos ver una reducción notable en el consumo de contenido Flash por toda la red. Insisto en que ocurrirá sin que la mayoría se dé cuenta, pero los que estemos más experimentados deberíamos notar una mejora en el rendimiento del navegador. Y eso es lo que en Google prometen haber conseguido:

En cifras concretas, Google afirma que Chrome 56 reduce un 60% las peticiones de validación del navegador y las webs se recargan un 28% más rápido. Y eso también implica una reducción en el consumo de la batería, cosa que agradecerán los usuarios de un MacBook o MacBook Pro.

La próxima vez que lo inicies debería haberlo hecho automáticamente, aunque siempre puedes consultar la versión que tienes en el menú Chrome > Información de Google Chrome y forzar la actualización desde ahí. Esto debería ser un golpe fuerte para que Flash pase a ser residual en la red.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.