La razón de lo ocurrido es que las cafeteras inteligentes estaban conectadas a la red local de la empresa. Según relata este empleado, hace un mes un operador del centro de control de la fábrica detectó el contagio con un: “Malware” de todos los ordenadores del sistema de monitoreo del funcionamiento de la fábrica.

De repente las computadoras empezaron a mostrar un error en la pantalla, lo que, afirma el ingeniero, se parecía mucho a un ataque de ransomware.

Todos los ordenadores del centro de control estaban conectados a una red local propia y aislada, así que a los operadores les pareció poco probable que se tratara de algún virus externo. Pero después de que los empleados trataran de reinstalar el sistema operativo de los computadores, estos volvieron a contagiarse.

Al final, los operadores descubrieron que todas las pantallas de cafeteras que había en el centro de control también mostraban este mensaje de ataque de un: ransomware, lo que permitió a los empleados descubrir que el virus fue diseminado por una de las máquinas de café inteligentes conectadas a la red local de la empresa.

El ingeniero y usuario de Reddit explica que la persona que instaló las cafeteras las debió de conectar a la red interna de la sala de control de la fábrica y al mismo tiempo al WiFi, lo que desencadenó este ataque. C10H15N1 añade que durante varios días los empleados de la fábrica se quedaron sin café.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.