Hace ya cerca de medio año que Microsoft lanzó oficialmente la actualización Creators Update. Este paquete incorporaba mejoras como el Modo Juego y la posibilidad de programar la instalación de parches de forma más granular, pero también algunos bugs que no tardaron en ser detectados por los usuarios de Windows 10. Entre ellos se puede destacar la introducción en algunos equipos de un stuttering bastante marcado. Este es un fallo que no está extendido de forma universal, aunque sí lo suficiente como para que Microsoft haya reconocido su existencia.

Las caídas de rendimiento son aparentemente independientes de la potencia del hardware. Hay usuarios con equipos modestos que no han apreciado cambio alguno en sus juegos, mientras que otros con tarjetas y procesadores de alto rendimiento sí han encontrado este problema.

Según ha señalado un ingeniero de Microsoft en el foro de soporte técnico, el equipo de desarrollo de Windows 10 ha estado revisando los informes enviados por los usuarios hasta identificar “un problema que creemos que es la causa del stuttering”. El mensaje no aporta gran información a nivel técnico que permita comprender cómo se producen estas breves y molestas pérdidas de fluidez en el juego, pero asegura que la última build del programa Windows Insider contiene una solución.

De acuerdo con las impresiones y/o elucubraciones de algunos usuarios en Reddit, los problemas de stuttering aparecidos tras el lanzamiento de Creators Update tendrían múltiples causas y no solo una. Sea como sea, la instalación de la última build parece aliviar de forma notable este comportamiento anómalo, por lo que si ya se forma parte del programa Insider su instalación puede ser muy recomendable.

Es de esperar (aunque no hay garantías al respecto) que los problemas de stuttering estén finalmente resueltos de cara al lanzamiento de la actualización Fall Creators Update el próximo 17 de octubre.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.