DigitalEurope, la organización que representa la industria de tecnología digital en Europa y que engloba compañías como Google, Apple, IBM, Intel, Microsoft, Nvidia o Sony, ha publicado un estudio donde afirma que la recaudación estimada para el actual canon digital es entre 7 y 10 veces superior al daño real causado por la copia privada en España. El estudio ha sido elaborado por la consultora Mazars en base a una encuesta entre 3.000 españoles de entre 14 y 80 años.

Esta sobrecompensación se produce debido al abandono de la copia privada de los tradicionales formatos físicos y la imposición del consumo de música, series, películas y otros contenidos a través de steaming en televisión, dispositivos móviles u ordenadores. Según el estudio, en el último año solo un 0,9 % de los españoles ha copiado un DVD de películas o series, únicamente un 1,6 % ha realizado una copia privada de un soporte musical y un 2,3 % ha hecho copias privadas de libros.

El estudio también afirma que ni siquiera la grabación de televisión o radio digitales que facilitan los dispositivos actuales supone una amenaza debido a su reducido uso. En el último año solo un 6,8 % de los encuestados grabó series, películas o documentales, mientras que un 4,1 % grabó contenido musical.

“Las conclusiones del estudio muestran que el número de usuarios que hacen copias privadas de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual es pequeño” […] “Los datos actuales indican que ya no está justificado que el 100 % de los usuarios tenga que pagar por el comportamiento marginal de una minoría”, concluye el informe.

La industria digital pide al Gobierno un nuevo estudio de daños por copia privada similar a los encargados en años anteriores. Según los datos de esos informes, los daños resultantes de la copia privada han ido disminuyendo año tras año, de unos 18,7 millones de euros en 2012 a 11,9 millones de euros en 2015. Está previsto que los dispositivos grabados por el nuevo canon digital recauden anualmente más de 72 millones de euros (50 millones de euros si se tienen en cuenta las posibles exenciones).

Según DigitalEurope, “no hay pruebas de que los dispositivos digitales representen una amenaza para los derechos de propiedad intelectual”. Es más, la organización afirma que “los dispositivos digitales y la digitalización de las obras creativas permiten a los consumidores acceder a más contenidos legalmente y adoptar nuevos hábitos de consumo como el streaming de música o películas”. Es por ello que piden revisar el actual sistema de gravamen por copia privada.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.