A pesar de que las últimas actualizaciones de Android han tenido por objeto mejorar el rendimiento de la plataforma en dispositivos de generaciones anteriores, el hecho es que la mayoría de los teléfonos antiguos de gama baja no pueden disfrutar de ellas. Y los nuevos, generalmente, o incorporan versiones antiguas o han optado por elevar sus fichas técnicas para poder mover las más recientes, lo que ha tenido su impacto en los precios. Estos son los motivos por los que Google ha decidido apostar por Android Go, una nueva versión de su sistema operativo móvil que hoy ha comenzado a llegar a los fabricantes.

Anunciado oficialmente en el mes de mayo, Android Go es una configuración de Oreo 8.1 específicamente diseñada para funcionar correctamente en dispositivos con un hardware de gama baja e incluso muy baja, pudiendo ejecutarse con menos de 512 MB de RAM y requiriendo menos espacio de almacenamiento para instalarse. También necesita menos potencia de procesamiento.

En lo tocante a las aplicaciones, Android Go incluye un paquete de software convenientemente aligerado con YouTube Go (una versión más sencilla que solo funciona en calidad media y baja, pero que ofrece la capacidad para descargar vídeos), Files Go (un gestor de archivos disponible de forma independiente en Google Play) y Google Go (un buscador con una interfaz simplificada y mejoras para acelerar la carga). Como detalle interesante, Google Play dará preferencia en las búsquedas a las aplicaciones de bajo consumo de recursos, tal es el caso de Facebook Lite.

Todos los futuros dispositivos con Oreo y 512 MB o 1 GB de RAM vendrán con Android Go preinstalado, ofreciendo las funciones básicas de la última versión de Android pero con una mejora de rendimiento del 15% según las mediciones de Google. Es de imaginar que los primeros teléfonos móviles compatibles con esta versión no tardarán en ser anunciados.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.