El gigante de Apple ha confirmado que las deficiencias de seguridad detectadas recientemente en microchips instalados en millones de ordenadores en todo el mundo también afectan a sus dispositivos, por lo que ya preparan protecciones para remediar esta situación (Spectre y Meltdown).

A través de un comunicado oficial, Apple ha dicho que todos los sistemas Mac y dispositivos con iOS están expuestos a estos fallos de seguridad, “aunque no hay ataques conocidos que estén afectando a nuestros clientes en estos momentos”. Apple ha detallado que iOS 11.2, macOS 10.13.2, y tvOS 11.2 ya cuentan con protecciones disponibles y afirma que en los próximos días continuarán facilitando parches para cubrir toda su gama de productos.

La confirmación de Apple llega después de que Intel, la compañía en el centro de la polémica, asegurara que este problema de seguridad involucra a varios suministradores y no sólo a ellos. Intel ha respondido a una información surgida de la revista digital británica The Register, que esta semana reveló una grieta que podía exponer las computadoras a la actividad de delincuentes informáticos.

En su nota, Intel asegura que, según unos estudios realizados en los últimos meses por varias compañías, “muchos tipos de dispositivos informáticos -con procesadores y sistemas operativos de numerosos y diferentes suministradores- son susceptibles de verse afectados por estas vulnerabilidades”.

En contra de lo que afirmaban las primeras noticias sobre el asunto, que advertían de que las actualizaciones ralentizarían los ordenadores hasta un 30%, Intel defendió que “cualquier impacto en el rendimiento dependerá de la carga de trabajo que se realice” y, para el usuario medio, “no debería ser considerable y se mitigará con el tiempo”.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.