Estos días hemos conocido en profundidad la amenaza planteada por Meltdown y Spectre, los dos grandes fallos de seguridad presentes tanto en procesadores de Intel como también de AMD y ARM.

Estas vulnerabilidades afectan a millones de sistemas en todo el mundo, pero hay unos pequeños ordenadores que son totalmente invulnerables a estos ataques. Spectre y Meltdown no pueden con las Raspberry Pi, y la razón fue casi accidental.

El creador de las Raspberry Pi, Eben Upton, publicaba ayer un artículo en el que explicaba en detalle el origen de ambos problemas. Dicho texto es una buena forma de entender mejor cómo funcionan la mayoría de procesadores actuales y por qué Meltdown y Spectre son tan peligrosos, pero también sirve para descubrirnos como los miniPCs creados por Upton están a salvo del problema.

Las Raspberry Pi 3, por ejemplo, usan el SoC Broadcom BCM2837 en el que se integra una CPU con cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,2 GHz que son inmunes a Meltdown y Spectre.

La razón es simple y podría considerarse casi un accidente: cuando Upton diseñó sus distintas Raspberry Pi, lo hizo usando procesadores ARM que no aprovechan la llamada “ejecución especulativa”, raíz del problema en todos los diseños utilizados. Esa es una de las razones por las que las Raspberry Pi no son tan rápidas como podrían ser, pero también, por suerte, el verdadero freno a estos dos graves problemas de diseño en otros chips.

Como explicaba él mismo, “la falta de ejecución especulativa en los núcleos ARM1176, Cortex-A7 y Cortex-A53 que se usan en las Raspberry Pi nos convierten en inmunes a ataques de este tipo”. Todo un descubrimiento, sobre todo sabiendo que estos dispositivos se pueden utilizar para todo tipo de ámbitos e incluso podemos convertirlos en miniPCs de sobremesa

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.