Google tendrá que pagar la mayor multa impuesta por la Unión Europea en la historia. Bruselas considera que ha vulnerado la competencia con su posición dominante en Android, sistema operativo que usan la mayoría de fabricantes (un 90%) –excepto Apple–. En concreto, son las aplicaciones instaladas por defecto, como Chrome y el buscador de Google, que la Comisión Europea ve mal.

La sanción podría alcanzar los 4.000 millones de euros. Esta cantidad supera los 2.424 millones de la anterior sanción que le impuso la UE al gigante tecnológico estadounidense, que también marcó un máximo histórico el año pasado. En aquella ocasión, fue por favorecer al servicio de comparación de precios Google Shopping. La decisión se comunicará, previsiblemente, este miércoles, tras cerrarse una investigación que ha durado años.

Relación con Trump

La decisión ya estaba tomada la semana pasada, aunque la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Bruselas en motivo de la cumbre de la OTAN, retrasó su publicación. También han intentado alejar el anuncio de la sanción de la visita oficial que realizará el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a la Casa Blanca. Será el 25 de julio.

La investigación sobre la vulneración de la competencia de Google en Android empezó en 2015. La Comisión Europea acusa a la compañía de obligar a los fabricantes a preinstalar sus aplicaciones, además de prohibirles vender teléfonos con sistemas operativos de la competencia. Finalmente, Bruselas asegura que Google concedió incentivos financieros para la instalación en exclusiva del buscador.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.