Un usuario de Cantabria intentó durante meses devolver el equipo sin que la compañía le aclarase cómo. Casi año y medio después, Vodafone confirma en una carta que no tenía intención de recuperarlo.

Tras exigir durante meses a un usuario que se dio de baja el pago de 109 euros por un router que no le permitía devolver, Vodafone ha anulado el cargo e invitado al afectado a tirarlo a un punto limpio. Como consecuencia de la reclamación presentada por FACUA, la compañía ha puesto de manifiesto de forma implícita que en muchos casos, la cláusula por la que se obliga a los clientes a devolver los equipos no es más que una trampa para intentar cobrarles otra factura después de que den por finalizados los contratos, ya que en realidad no se les vuelve a dar uso y acaban tirándose.

Después de haber solicitado la portabilidad de su línea a otra compañía, Pedro L.P., un usuario de la localidad cántabra de Santa Cruz de Bezana, pidió a Vodafone en agosto de 2017 que le aclarara cómo debía devolver el router. Sin embargo, en ninguna de las numerosas ocasiones en que contactó con su teléfono de atención al cliente le informaron del procedimiento que debía seguir. El usuario llegó a presentarse cinco veces en una tienda de la operadora para depositar el equipo, pero se negaron a recepcionarlo. Y después, recibió una factura de 108,90 euros con el concepto «indemnización por equipo no devuelto».

Al negarse a asumir el cargo, Pedro comenzó a recibir comunicaciones de Vodafone en la que le insistían en que debía pagar, En ninguna de ellas le aclararon cómo podía devolver el equipo, ya que el objetivo de la operadora no era recuperarlo, sino cobrar los 108,90 euros.

Es la compañía la que debe recoger el router

Ante la tomadura de pelo, a mediados del año pasado el usuario decidió acudir a FACUA para que emprendiese acciones en defensa de sus derechos. El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Vodafone para exigirle que anulara el cargo y recogiese el router. En este sentido, la asociación advierte de que si el equipo se envía al domicilio del cliente cuando se da de alta o lo trae el técnico al configurar el servicio, su recuperación debe gestionarla la propia compañía enviando un mensajero.

Tras la actuación de FACUA, Vodafone ha accedido finalmente a la anulación de la factura por el router. En cuanto a su devolución, la carta de la compañía, fechada casi un año después de que comenzase el conflicto, deja claro que nunca tuvo intención de recuperar el router: «Una vez estudiada su reclamación, queremos que informe al Señor L. que tras la devolución del cargo por no devolver el equipo, no se le reclama la entrega del mismo. Por tanto, para colaborar con el medio ambiente, lo puede entregar en cualquier punto limpio de su ciudad».

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.