El correo electrónico es un medio de comunicación muy utilizado hoy tanto por usuarios particulares como por empresas. Es una manera rápida, sencilla y cómoda de enviar todo tipo de archivos e información. La seguridad y privacidad son aspectos muy a tener en cuenta en estos casos. Ahora bien, como sabemos la privacidad no siempre está presente. Es posible que puedan rastrear un e-mail. Podrían saber cuándo lo hemos abierto o incluso las veces que lo hemos leído.

Muchos usuarios y empresas utilizan métodos para rastrear un correo electrónico. De esta forma saben si lo hemos abierto o no. Puede ser algo inofensivo, pero también podría derivar en otros problemas. Pongamos por ejemplo un servicio de marketing que lo que hace realmente es enviarnos Spam y quieren saber si lo abrimos para detectar que hay un usuario real y activo detrás de esa cuenta.

La forma en la que funciona el rastreo de correos electrónicos es sencillo. Es algo similar a lo que podemos ver en WhatsApp y herramientas similares. Aparece como leído ese e-mail y la otra persona lo ve.

Son muchas las técnicas que pueden utilizar para rastrear un correo. Una de ellas es a través de una pequeña imagen. A veces una imagen de un solo píxel y que sirve para rastrear ese e-mail.

Lo que hace Ugly Email es informar al usuario que ese correo está siendo rastreado. Lo hace de una manera visual y fácil de detectar. Simplemente veremos un ojo junto al correo electrónico. Esto nos indica que ese e-mail está siendo monitorizado. Como vemos en la foto que adjuntamos, en este caso hay dos correos que están siendo rastreados. Se trata de dos e-mails de publicidad.

Hay que mencionar que esta extensión para Google Chrome no informa únicamente que ese correo está siendo rastreado, sino que también bloquea el rastreo. Si abrimos uno de los e-mails que contiene algún track, nos aparecerá el ojo arriba indicando que Ugly Email está bloqueando el rastreo de ese correo.

Ugly Email es muy sencillo de utilizar. Se puede descargar desde su página web oficial y es válido tanto para Firefox como para Google Chrome. Siempre recomendamos agregar extensiones de sitios oficiales, ya que de lo contrario podríamos agregar software modificado de forma maliciosa.

Posteriormente, una vez lo hemos agregado, nos aparecerá el icono en la parte de arriba a la derecha, junto a las demás extensiones. Veremos así que está funcionando. Todo lo demás es automático mientras tengamos la extensión instalada.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.