Tras un periodo de gestación de algo más de un año, la nueva versión del navegador Microsoft Edge está disponible con carácter público. Esta revisión supone un hito en la historia de los navegadores web de Microsoft, puesto que abandona su propio motor y adopta Chromium, según la empresa, para mejorar la experiencia web para todos los usuarios y buscar un mayor apoyo por parte de los desarrolladores.

El nuevo Edge basado en Chromium sustituye el motor de renderizado EdgeHTML por Blink, lo que debería mejorar la compatibilidad. Otras mejoras incluidas de serie en el navegador son un bloqueador de programas potencialmente no deseados o PUP (esas pantallas que a veces piden instalar aplicaciones al visitar sitios) y desactivación de permisos de autorreproduccion de vídeos.

Imagen

Lejos de ser un navegador básico, el nuevo Edge también incorporará gestión avanzada de favoritos mediante lo que denomina Colecciones, que permite organizar datos similares bajo una misma carpeta. En esencia, dicha característica permite guardar enlaces, fragmentos de texto y fotografías en una barra lateral para su consulta, lo cual puede ser interesante para estudiantes o personas que confeccionan documentos extensos a partir de múltiples fuentes que deben ser consultadas de forma repetida.

Esta funcionalidad será especialmente interesante en combinación con el soporte nativo para anotaciones en PDF. Usamos el tiempo gramatical futuro porque todavía no están disponibles; se añadirán próximamente.

Asimismo, el nuevo Edge ofrece tres niveles de distintos para limitar el seguimiento del usuario en la web y, como ya se sabía, soporta extensiones de Chrome para evitar una de las grandes carencias de las anteriores versiones de Edge. También permite la sincronización de contraseñas, favoritos y direcciones con Chrome, aunque todavía no el intercambio automático de historiales y extensiones (la instalación de estas últimas debe realizarse por tanto de forma manual).

Imagen

La integración de Chromium y Blink puede ser un paso adelante para Edge, pero muchas empresas y organizaciones de distinto tipo siguen utilizando sitios estrictamente compatibles con Internet Explorer. Para esos usuarios, Microsoft ha habilitado un icono «IE» en la barra de dirección que evita la aparición de problemas.

El nuevo navegador Edge ya se puede descargar para Windows 10 y macOS. Los interesados en probarlo solo tienen que dirigirse al sitio oficial habilitado por Microsoft y bajarse el instalador correspondiente. Más adelante también habrá una versión para Android, que todavía se encuentra en fase beta.

 

 

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.