WhatsApp sigue siendo de las principales opciones cuando se quiere estafar a la gente. En esta ocasión se trata de una estafa en la cual se recibe un código de verificación no solicitado. Esta estafa empieza con un «Te envié un código de 6 dígitos por error», y si se la entregamos a esa persona, en cuestión de segundos, nuestra propia cuenta de WhatsApp estará bloqueada y en manos de los ciberdelincuentes.

Todo esto sucede porque el, o los atacantes, tienen malas intenciones: descargar WhatsApp en un dispositivo y en lugar de poner su número de teléfono escriben el de otra persona.

Esta otra persona, recibe un código de 6 dígitos vía SMS, ese mismo instante, el atacante se pone en contacto con esta tercera persona y le escribe algo similar: «Hola, lo siento, te envié un código de 6 dígitos por SMS por error, me lo puedes pasar a mí por favor?». Con este código, se está permitiendo que el atacante se haga con la cuenta de WhatsApp. Le estamos dando acceso ilimitado a nuestros chats privados, fotos, grupos, contactos, etc. a un desconocido.

La segunda parte de la estafa viene dada porque el delincuente reclama cierta cantidad de dinero, o no recuperarán la cuenta nunca. Aquí entran las amenazas y el chantaje jugando con el miedo a revelar cierta información y a hacer pública ciertas fotos o datos.

Seguro que, a estas alturas del artículo, alguien se pregunta que cómo es posible que se den esos datos a un desconocido. Y nosotros aclaramos, el que nos pide el código no es un desconocido, es un amigo, familiar, o contacto habitual de WhatsApp. Es decir, que antes de intentar hackear nuestra cuenta de WhatsApp, previamente han hackeado otras para ir poniéndose en contacto con otros números.

Las estafas circulan por internet como pez en el agua, así como con los bulos que corren por WhatsApp, ya que algunos son fácilmente detectables, pero otros no. Las estafas también aparecen en forma de correo electrónico, y ahí sí que es más fácil detectar si es auténtico o no. Pero de una forma u otra, siempre recomendamos desconfianza plena y más cuando se trata de un mensaje que no esperabas o que no has solicitado y no te han avisado previamente.

De hecho, la estafa del código del verificación de WhatsApp no solicitado es bastante antigua, solo que cada vez que aparece está más perfeccionada y ya tiran por las amenazadas y la coacción para conseguir dinero.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.