Microsoft ha tomado una decisión, eliminar la modalidad de 32 bits de su sistema operativo Windows 10 y enfocarse exclusivamente en la arquitectura de 64 bits, aunque no es una medida que vaya a tener un efecto inmediato, sino que pasará un tiempo hasta que se produzca.

Ya no existirán versiones x86 de Windows 10 a partir de la versión 2004, será requisito indispensable que los equipos utilicen la compilación de 64 bits porque no se lanzarán más de 32 bits, aunque eso no quiere decir que la decisión tenga un impacto en los que todavía tengan Windows 10 x86.

Es decir, los usuarios que dispongan actualmente de equipos con Windows 10 de 32 bits no tienen de qué preocuparse ya que Microsoft seguirá lanzando actualizaciones de seguridad y otras características para ellos, la decisión afecta solamente a los nuevos ordenadores y dispositivos, aunque se podrá comprar una licencia de Windows 10 x86 y utilizar de momento.

Eso sí, todo esto significa que Microsoft se centrará únicamente en Windows 10 x64 y en lanzar cualquier actualización, novedades y demás para esta versión en un futuro.

Lo que se persigue con esta decisión es que básicamente Windows 10 sea un sistema operativo de 64 bits en el futuro, por lo que se irá acabando el soporte para la arquitectura x86 poco a poco para dejar paso a la modalidad x64, una medida bastante lógica.

Por tanto, pronto los equipos que vengan con Windows 10 con la versión 2004 o superior ya serán x64. Es una tendencia cada vez más elevada porque los 64 bits se van convirtiendo en el estándar, de hecho, muchos de los dispositivos que ya se compran son de 64 bits.

 

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.