Los piratas informáticos suelen poner sus miras en aquello que alberga más usuarios, donde pueden tener una mayor probabilidad de éxito o los servicios que son más populares en un momento dado. Por eso a veces vemos ataques dirigidos a plataformas que en una época son más utilizadas, más ataques Phishing relacionados con compras en épocas como la navidad, etc.

Ahora los ciberdelincuentes están aprovechando el aumento del teletrabajo para buscar vulnerabilidades y llevar a cabo ataques muy diversos. Sin embargo, según el informe del que nos hacemos eco, lo que está aumentando especialmente es el ransomware. Utilizan el teletrabajo para infectar los equipos con este tipo de amenazas.

La seguridad a nivel de empresas y puestos de trabajo es muy importante. Son muchos los factores que influyen. Es esencial que tengamos los equipos protegidos y que no cometamos errores. ¿Qué ocurre con el teletrabajo? Muchos usuarios para desempeñar sus funciones han tenido que utilizar sus propios equipos domésticos. Estos dispositivos pueden no tener las mismas medidas de seguridad que los de la empresa, pueden tener vulnerabilidades y de ahí que los piratas informáticos puedan explotarlas.

Esto es lo que están aprovechando principalmente los atacantes para llevar a cabo ataques ransomware. Ya sabemos que este tipo de ataques tiene como objetivo cifrar los archivos y sistemas de las víctimas. A cambio piden un rescate económico para lucrarse. Es un problema importante que debemos evitar a toda costa.

A esto hay que añadir que para muchos trabajadores es ahora en estos meses cuando están teletrabajando por primera vez. No cuentan con los conocimientos necesarios para saber protegerse en la red, evitar esos fallos que exponen la seguridad. Todo esto lo aprovechan los ciberdelincuentes.

Los ataques ransomware no son exclusivos del teletrabajo, ni mucho menos. Como tampoco es la única amenaza que afecta a los trabajadores en remoto. Sin embargo podemos decir que tienen un vínculo importante durante los últimos meses. Ambos términos están muy ligados por lo que hemos comentado.

Es esencial protegernos correctamente del ransomware cuando estemos trabajando en remoto. Algo fundamental es tener los equipos correctamente protegidos: que tengan los últimos parches y actualizaciones para corregir esas vulnerabilidades que puedan ser explotadas.

También es muy importante no tener programas de seguridad. Un buen antivirus puede prevenir la entrada de malware que de una u otra forma pueda dañar nuestros equipos. Esto es algo que debemos aplicar en todo tipo de sistemas operativos, más aún si estamos usando un ordenador personal.

Pero sin duda lo más importante va a ser el sentido común. Evitar esos errores que podemos cometer, como puede ser abrir un enlace malicioso, descargar un archivo que resulte en una amenaza, etc.

 

 

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.